Se define el daltonismo como la imposibilidad de distinguir los colores.

Al margen de detalles “menores” como malentendidos, en ocasiones pueden llevar a equívocos más o menos importantes.

  • Ejemplo de mal menor: la frase pásame la camiseta verde del tendal , provoca más de un error ya que hay daltónicos que no distinguen los verdes sino que los engloban dentro de los marrones y nos hará repetir el viaje 😉
  • Ejemplo de posible inconveniente serio: que el termómetro de una vitrocerámica(cocina eléctrica), el color marque si el agua está hirviendo (el número está escrito en rojo) o fría(el número está escrito en azul).

Ese es un caso del Mundo Real® al estilo Microsiervos. En la web o en impresos podemos encontrarnos con casos un poco menos dolorosos, pero donde el marcado único mediante color puede generar problemas o malentendidos… Imaginemos que en un formulario, únicamente se marcan los errores cambiando el color a rojo de los datos incorrectos.

Si bien la imposibilidad de distinguir colores (es decir, ver en “blanco y negro”) es un tipo de daltonismo bastante inusual, sí debemos evitar cometer estos errores al diseñar nuestros formularios y aplicaciones.

Aprovecho para enlazar un mini test de colores muy entretenido (IQ Color Test) que me ha animado a crear esta entrada. Gracias Iria!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.